El Acebo

En Campillo de Ranas (Guadalajara), en el valle del Ocejón y en la ruta de la bellísima arquitectura negra, dos apartamentos turísticos cómodos y silenciosos para pasar unos días inolvidables en plena naturaleza.

Levantados antiguamente según los modos de construcción de la arquitectura popular de la zona, y rehabilitados respetando esa misma atmósfera pero con las comodidades actuales, las dos casas permiten disfrutar de una experiencia de autenticidad y sosiego.

  • Una naturaleza espectacular

Estos dos apartamentos de pizarra son la base ideal para hacer excursiones a pie por los alrededores del pueblo (con sus espectaculares bosques de roble) o visitar en coche el hayedo de la Tejera Negra (a 20 kilómetros), el hayedo más al sur de Europa. Otras bonitas excursiones nos llevarán a las Pozas del Aljibe, en el arroyo del Soto (unas preciosas cascadas muy cerca de la desembocadura de esta corriente en el río Jarama). También se puede visitar el dique (remanso de agua en las afueras del pueblo), y las aldeas (o barrios) que componen el municipio de Campillo de Ranas (Campillejo, El Espinar, Roblelacasa, Robleluengo, Matallana y La Vereda). Todos ellos, y en especial La Vereda, son interesantes ejemplos de la arquitectura negra (construcciones a base de lajas de pizarra y tejados también de pizarra que destacan por su autenticidad y su perfecta fusión con el paisaje).

  • Avistamiento de aves, fauna y flora

corzosEl avistamiento de aves es una de las actividades más atractivas que se pueden desarrollar en el valle, debido a la variedad de la avifauna (águila real, gavilanes, azores, buitres leonados, picapinos, pito real, cuclillo, cárabo, autillo, búho chico y búho real…). En cuanto a la fauna, viven en estos montes corzos, jabalíes, zorros, gatos monteses y  ginetas. Las laderas se tiñen de morado en primavera con la floración del cantueso. El roble, la encina, la jara, y frutales como manzanos y cerezos son otras especies

que destacan en este valle famoso por su miel.

Anuncios